¡¡¡Feliz Año Nuevo Bailones!!!

Vamos a comenzar el 2021 bailando un Tango, esperamos que os guste y lo disfrutéis.

Historia Del Tango

El tango se origina en las últimas décadas del siglo XIX, en los bailes prostibularios del Rio de la Plata, siendo los arrabales de Buenos Aires donde más evolucionará. En estos lugares, se producían bailes prostibularios con la intención de atraer con la música a los clientes, y calentarles con el baile. Se bailaban polcas, mazurcas, valses, etc. y también otros ritmos autóctonos, como la milonga campera. Realmente se bailaba lo mismo en los bailes decentes, pero se hacía con un estilo diferente, característico del ambiente prostibulario. Había mucho más roce entre los cuerpos, y el alcohol y el afán de notoriedad estaban siempre presentes. Cuando algunos bailarines comienzan a realizar adornos y firuletes, cambios de sentido espectaculares, o paradas en posturas novedosas, empiezan sin saberlo, a crear un nuevo baile.

Cortes y quebradas son las principales figuras de estos primitivos tangos. De hecho, en sus comienzos, se decía bailar «a puro corte», o bailar «con cortes», para referirse a bailar tango

.

Buenos Aires sería la ciudad en donde este estilo se desarrolla más rápido, posiblemente debido a dos factores: la gran proliferación de la prostitución debida a la inmigración, y el carácter exhibicionista y ególatra del nativo porteño de los barrios marginales, que buscaba elementos de diferenciación e identificación social. En sus primeras décadas, el tango fue un baile repudiado por la sociedad bonaerense y prohibido en todos los bailes decentes, aunque esto no impidió que su mala fama creciese.

A principios de siglo, el tango es presentado a las clases altas de la entonces esnobista sociedad parisina, que quedaría prendada por su exotismo y su ambiente malevo. El éxito del tango se extendía por toda Europa, y llegó a la mismísima Argentina, en donde el antes denostado tango, sería ahora acogido con orgullo, e incluso se convertiría en símbolo patrio. Al entrar en Europa, a través de los salones de las clases más acomodadas, el tango incorpora la elegancia y el glamour que todavía hoy tiene.

En los años treinta, con la difusión del tango canción por el cantante Carlos Gardel, el tango alcanza su máximo esplendor.

Pues ánimo a todos con este Tango que os invitamos a bailar, y que es lo mejor para combatir estos días tan fríos bailar en casa y además divertirse y desentumecerse.