Buenas bailones, hoy volvemos a los bailes de salón de nuevo, y lo hacemos con la Variación de Swing, también llamado Swing con Variación.

Aunque por su nombre pudiera parecer que se trata de un ritmo similar al swing de salón, que ya hicimos durante el primer trimestre de curso, nada más lejos de la realidad, si se tiene en cuenta que la llamada Variación de Swing no es, en sí misma, una variante real de ese tipo de música: el swing, sino más bien algo completamente distinto. El ritmo musical es diferente, la base bailable es diferente, las figuras a desarrollar durante el baile son diferentes y hasta la música es diferente. De hecho, a excepción de en España, este ritmo es inexistente para el resto de los mortales.
Entonces, ¿por qué lo llamamos Variación de Swing? Los estudiosos no se ponen de acuerdo, ni se dispone de información escrita lo suficientemente documentada que aclare esta cuestión de utilizar el nombre de Variación de Swing para designar a este tipo de baile. De igual manera que también se desconoce a quién o quienes se les puede dar el apelativo de ser el “padre” tuvo la genial idea de “inventar” tan peculiar forma de bailar su “base progresiva”.
Sin embargo, si están de acuerdo, en afirmar que este baile surgió en Madrid allá por la década de los años 70. Y es en base a este hecho que se considera a la Variación de Swing un baile típicamente social inventado y desarrollado en Madrid. Y es de criterio generalizado, además, considerar que la Variación de Swing, como baile, pudo surgir con la finalidad de complementar a un tipo de música que, por aquellos años, dejaba un hueco en los bailes de tipo progresivo que se bailaban en la capital y que no lo cubrían los bailes de moda del momento o que no estaban lo suficientemente adaptados a las necesidades de los bailarines que en aquellos años frecuentaban las salas de bailes sociales de la capital del reino.
Por aquellos años, la década de los setenta, estaban de moda gran cantidad de melodías que hacían las delicias de los aficionados a la música: canción ligera, baladas rápidas, rock lentos, etc. Todas esas melodías que se podían escuchar y cantar, no tenían, sin embargo, la posibilidad de ser bailadas en pareja con la elegancia y dinamismo de los bailes conocidos por entonces. Un motivo más también por el cual se pensó, con toda probabilidad, en crear este peculiar estilo de baile en pareja como imitación y complemento de los ya consagrados y al que, curiosamente, se le denominó: Variación de Swing.
Así que os dejamos una coreografía en línea de este baile de salón «made in Madrid» que esperamos os guste.

BAILES DE SALÓN CON LOLI. VARIACIÓN DEL SWING BAILE COMPLETO.