¡Hola, chic@s!

Ejercicios aeróbicos, una vez mas estarán presentes en nuestra clase de Gimnasia de mantenimiento y hábitos saludables por 2 razones muy convincentes – porque ayudan a mantener nuestra salud cardiovascular y en segundo lugar pero no de menos importancia, son un habito tan saludable que una vez cogido es buenísimo mantenerlo toda la vida.

Una de las rutinas más recomendadas en general para todo el mundo en todo el Mundo es el ejercicio aeróbico. Y dentro de este ejercicio aeróbico se incluyen las caminatas, paseos, o incluso andar a un ritmo ligero cuando se pueda. Esto fortalecerá todo el sistema respiratorio. Normalmente se trata de ejercicios regulares mantenidos en el tiempo. Otros ejemplos son ir en bicicleta o nadar, o incluso subir y bajar escaleras.

Las recomendaciones para hacer este tipo de ejercicio las hemos mencionado muchas veces en nuestros artículos, dedicados a las clases de Gimnasia pero no es de mas, recordarlas una vez mas porque tienen una importancia universal. El cardio o ejercicio aeróbico es una actividad que cuando se realiza incrementa la acción respiratoria y la frecuencia cardíaca por encima del ritmo normal (cuando se está en reposo). También para poder llamarla así se debería sostener durante al menos, 10 minutos.

Los adultos generalmente sanos mayores de 65 años deben aspirar a 150 minutos de intensidad moderada de cardio ejercicio repartidos durante la semana. Una actividad de intensidad moderada aumenta el ritmo cardíaco y la respiración lo suficiente para que, aunque todavía seas capaz de hablar, no seas capaz de cantar.

Las diferentes intensidades de ejercicios son tres que pueden distinguirse como:

Los ejercicios de baja intensidad – los que aumentan solo ligeramente el ritmo cardíaco y la respiración. La actividad de baja intensidad más estándar es caminar. Caminar a un ritmo lento durante las actividades normales, como ir de compras, cuenta para un objetivo semanal. Si tu salud y tu resistencia mejoran con el tiempo, puedes considerar el aumento de ritmo. Las personas que no pueden esforzarse demasiado en el deporte, los ejercicios de baja intensidad son una buena opción.
Ejercicios de intensidad moderada – son recomendables sobre todo para personas mayores totalmente sanas. Si prefieres estar al aire libre, el senderismo lo puedes considerar como una opción más intensa que caminar. El baile es también una opción para muchas personas. El ciclismo es un ejercicio de impacto moderado común, pero mejor con una bicicleta estática que reduce el riesgo de lesiones.
Ejercicios de intensidad alta – son aquellas actividades vigorosas que aumentarán el ritmo del corazón y la respiración de forma que nos cueste hablar de forma normalizada. Un minuto de ejercicio vigoroso es el equivalente a dos minutos de ejercicio de intensidad moderada, por lo que solo necesitas 75 minutos semanales para cumplir con las recomendaciones de actividad para personas mayores pero es una actividad que se tiene que hacer bajo supervisión de un profesional así que esta la dejamos fuera de nuestras clase virtuales.

En la clase que viene a continuación os ofrezco una actividad aeróbica de intensidad media que combina también ejercicios de coordinación, equilibrio y fuerza por lo que nos vendrá muy bien en esta época del año cuando salir fuera para caminar rápido se nos hace difícil por las lluvias intermitentes que están cayendo en Madrid.

También me gustaría subrayar que existen y son muy recomendables otros deportes como pueden ser el bádminton, el golf, los bolos, el Pilates, el balonmano, etc. para todas aquellas personas acostumbradas a realizar ejercicio de forma habitual. Son alternativas posibles y la realización de diferentes deportes atendiendo a los diferentes niveles e intensidad nos ayuda a y mejorar física y mentalmente.

HABITOS SALUDABLES: ¿Qué cuidados especiales debe tener un adulto mayor al hacer ejercicios aeróbicos? Para evitar accidentes en una clase mas movida de lo habitual, es recomendable seguir una serie de precauciones:

Evitar en lo posible realizar movimientos bruscos como giros, ya que puede producir torceduras y provocar caídas.

Si se realizan ejercicios con música, es necesario que ésta no tenga un ritmo demasiado rápido, ya que esto podría ser más inseguro al hacer el ejercicio.

Se deben evitar los ejercicios violentos o bruscos que puedan producir alteraciones en la respiración bastante importantes.

Buena semana, chic@s
La Profe